El Mantecol: nuestro turrón nacional

El Mantecol: nuestro turrón nacional  

Aunque derive de la antigua receta mediterránea del halvá (turrón realizado con pasta de sésamo), el Mantecol supo ganarse un lugar especial en las fiestas, como nuestro turrón nacional. Te damos una receta para disfrutarlo como helado.

 
¿Quién no lo conoce? El Mantecol se hizo tan popular en Argentina que, aunque muchas otras marcas trataron de imitarlo, sigue siendo una denominación utilizada para nombrar a todos los turrones de pasta de maní que hay en el mercado. Sus orígenes se remontan a 1940, cuando la firma Georgalos (perteneciente a la familia Georgalos) comienza a comercializar esta golosina particular.

De textura compacta, que se desgrana y deshace fácilmente en la boca, este turrón se ha convertido a través de los años en una de las golosinas protagonistas en las noches de Navidad y Año Nuevo. Manteca de maní, nueces, azúcar y sémola son sus principales ingredientes, una verdadera bomba calórica que nos hace felices.
helado-mantecol.jpg
 
Para quienes no han sucumbido a esta deliciosa tentación, les proponemos realizar un helado simple de Mantecol, que aplaca un poco su dulzor y le aporta la frescura necesaria para disfrutar en las fiestas de Año Nuevo en el Hemisferio Sur, donde el calor modifica el menú de las fiestas:


Batir 6 yemas a blanco con ½ taza de azúcar. Mientras tanto, poner a calentar en una olla 2 tazas de crema de leche y 150 gr de Mantecol en trozos pequeños, revolviendo hasta que llegue a la primera ebullición. Verter esta preparación en caliente sobre las yemas. Colocar nuevamente sobre fuego bajo hasta que nape la cuchara.. Retirar y dejar enfriar. Mezclar con una taza de crema fría batida y 3 claras batidas a merengue con 3 cucharadas de azúcar.

Poner en la máquina para helados. También se puede llevar a freezer en un bowl, dejar congelar, sacar, trocearlo y licuarlo (hacer esta operación unas tres veces).


Imágenes: seriouseats.com; shirinhandmade.com