8 combinaciones originales de sabores

 
En gastronomía la innovación es un tema diario. Conocé 8 combinaciones de sabores que ganan en originalidad y audacia.
 
En la búsqueda de nuevas sensaciones los cocineros y gastrónomos se inspiran diariamente para crear nuevas experiencias en nuestros paladares. Si bien es verdad que “sobre gustos nada está escrito” hay nuevas combinaciones osadas de sabores que vale la pena probar.
 
1- Chocolate y sal: Sea amargo o con leche, el chocolate encontró a la sal como su más fiel aliada, para resaltar sus cualidades. Un toque de sal marina o alguna sal especial logrará una combinación perfecta, resaltando en boca la dulzura e intensidad del chocolate. La sal rosada del Himalaya es ideal, ya que suma una sensación punzante en boca, como destellos de sabor.
 
2- Pimienta y frutas: Una de las combinaciones originales de sabores es agregar un toque hot a la frescura de las frutas. Frutillas maceradas en pimienta, peras con un toque de pimienta rosa, melón y pimienta verde. El secreto está en no abusar en la cantidad de pimienta: solo debe ser un detalle que reanime al paladar.
 
3- Panceta y caramelo: La panceta caramelizada entró firme en la repostería. El toque atrevido de la panceta, salado y salvaje, encuentra su contraposición en el caramelo, logrando un sabr original y sorprendente. La panceta debe ser salteada primero, escurrida sobre papel secante y luego sumergida en caramelo. Cuando se seca todo, se pica y se agrega en cantidades limitadas a coberturas de cupcakes y helados.
 
4- Chocolate amargo y platos salados: El chocolate amargo traspasó los límites de la bombonería y se suma a las salsas. Un claro ejemplo es el mole poblano, que combina chocolate amargo o semiamargo con especias aromáticas, diversos chiles y frutos secos, entre otros ingredientes.
 
5- Ají y vainilla: Así como el chocolate encontró un par con lo picante, la vainilla se suma a las combinaciones originales. Los ajíes dulces y picantes le añaden picardía a los helados, cremas y postres con vainilla. Si usamos vaina de vainilla y ajíes frescos resultará mejor.
 
6- Frutas y verduras: Las frutas se suman a ensaladas y salteados. Las peras, manzanas y naranjas frescas aportan en una ensalada frescura y un toque dulce delicado a las hojas verdes como rúcula, hinojo o lechugas. En los salteados las frutas secas como ciruelas pasa, pasas de uva y orejones añaden también una textura original.
 
 
 
7- Quesos maduros y frutas: La complejidad de un queso maduro encuentra equilibrio combinando intensidad con la frescura de las frutas. Las peras son ideales con quesos azules o de pasta dura intensa. La manzana aporta un toque interesante a un queso de cabra. Los frutos secos añaden también textura crocante a estos quesos.
 
 
8- Carne de res y mariscos: Lo que estaba prohibido hasta hace un tiempo, mezclar carnes con frutos del mar, ahora es una opción válida. La tierra y el mar hacen su fusión en platos que complementan sabores sin dejar que uno opaque al otro. Para tener éxito en estas combinaciones hay que ser cauto con la elección de los mariscos, evitando los bivalvos (por una cuestión de texturas contrapuestas).
 
 
 
por Claudia Caprile
 
 
Imágenes: wayfaringchocolate, harryanddavid, gingerlemonandspice